7 Consejos para elegir el mejor dominio para tu web

Elegir el dominio es el primer paso para crear una web. En este post te hablamos de 7 pasos que debes tener en cuenta sí o sí para elegir el mejor.

Diseño web

Lo primero que se debe tener en cuenta al pensar en tener una web es el “nombre” por el que se reconocerá tu web.

Si lo ponemos con un ejemplo físico, es como cuando te decían que fueras al restaurante “Don Pepe” que está en la calle XXX, con un letrero verde.

En el mundo online, el dominio es esa calle, ese letrero y ese nombre. Todo en una palabra o frase.

En muchas ocasiones la decisión de dominio es sencilla, ya que utilizas el nombre de tu negocio. Pero en muchas otras ocasiones la decisión se complica. Ya sea porque el nombre de tu empresa o tu marca es difícil de escribir, pronunciar o recordar y en otros casos porque el dominio ya está elegido y tiene propietario

Además, hay algunos aspectos que influyen a la hora de decidir el mejor dominio para tu web y si no estas asesorado, es probable que no tengas clara la elección final.

Si no deseas contar con una agencia que te asesore (incluso el mismo hosting), en este post te resumiré los 7 pasos más básicos que debes seguir para elegir el mejor dominio para tu web:

1. Encuentra un dominio fácil de escribir y recordar.

Las palabras sencillas y cotidianas, las más utilizadas por tu público objetivo (visitas) son fundamentales.

Pero estas palabras deben ser fáciles de escribir y recordar si quieres que tu web tenga éxito.

No todo el éxito depende del dominio, claro está, pero al ser el primer paso en la creación de una web, es recomendable que lo elijas bien.

Evita utilizar palabras complejas o que estén fuera de la ortografía “oficial”. No mezcles palabras. Porque será algo más complicado que tus próximas visitas encuentren tu web o la comparta con alguien.

Intenta no utilizar la mezcla de números o símbolos en el dominio. Si es posible, utiliza siempre palabras. Incluso si tu marca lleva un número o símbolo. Esto hará que tu dominio se reconozca en todo el mundo y, tomando en cuenta que las URLs tienen una estructura definida, evitará errores en búsquedas.

Ahora bien, si la web va a tener una finalidad de contenido específico y/o necesita de estos símbolos, caracteres o números, puedes utilizarlos. Tu trabajo en marketing en estos casos deberá tenerlo en cuenta.

Nosotros por ejemplo somos WoW-DesignStudio. Tiene el “-“ en medio. Pero en nuestro caso tenía un sentido. Lo mismo que las palabras en inglés y es que algunos de nuestros clientes son anglosajones y por búsqueda nos convenía este termino, además de ser nuestra marca registrada. Otro tema que más adelante comentaré.

Pero si tu negocio es un bar, una peluquería, una tienda, o eres fontanero, carpintero, etc. Ve a lo simple: oficio y nombre.

2. Menos es más, mejor un dominio corto

Esta regla no tiene nada que ver con el mundo online o la complejidad del SEO, tiene que ver con tus visitas. Con las personas.

Si las personas no son capaces de recordar con facilidad tu dominio, será más difícil que lo compartan o vuelvan a tu web. Si es corto, directo y simple, mejor.

No es una regla escrita en piedra, pero bueno, es importante que lo valores en el análisis de tus primeros dominios.

3. Utiliza palabras clave del SEO

Esto no es fundamental para el posicionamiento orgánico (SEO), ya que no puntúa para subir posiciones en Google, pero todo suma.

Si tu marca o nombre es complejo, puedes poner una breve descripción o identificación de lo que haces o a qué te dedicas en el dominio. Así será más fácil de recordar.

Por ejemplo si te dedicas a pintar oficinas, puedes tener un dominio que sea pintamosoficinas.com o si eres profesor de inglés para niños profesordeingles.es o si te llamas Pablo y tienes un bar elbardepablo.com.

Ahora bien, si tu nombre o marca es sencillo de recordar, no lo dudes, utilízalo en el dominio.

Mejor un nombre directo y fácil. Siempre.

4. Enfócate en tu audiencia

Tu audiencia depende del objetivo de tu negocio.

Si es un negocio localizado, como un comercio, una tienda, un taller, una peluquería, un veterinario, un centro de yoga, etc. Tu enfoque debe ser geográfico.

Pero si tu negocio no está localizado, es decir, puedes dar el servicio de forma global como una tienda online, venta de productos a distancia, asesoramiento online, o similares, tu enfoque es más sobre el perfil de la visita/persona que deseas.

Si eres de negocio local, entonces puedes añadir en el dominio el nombre de tu pueblo o ciudad. Así será más fácil tu identificación. Si tu negocio es más global y no tanto localizado, no sería necesario.

5. Disponibilidad del dominio

Hasta ahora hemos hablado de los aspectos que debería tener un dominio. Tanto para escribir, leer, recordar y encontrar en un buscador como Google.

Pero ahora toca ver si esa idea de dominio esta disponible. Es decir, que nadie sea su propietario.

Imagina que quieres registrar pintamosoficinas.com pero cuando entras en un hosting y lo buscas, te das cuenta que el “.com” ya tiene propietario. Bien, en ese caso puedes buscar otra terminación, como .org, .es, .info u otras.

Buscar otra terminación, como el ejemplo que acabo de mencionar, es una opción interesante si el propio dominio es clave para tus acciones futuras de marketing.

Ahora bien, si el dominio que ya tiene propietario es muy fuerte en SEO y tiene toda la pinta que serás competencia, entonces te recomiendo que busques alternativas para el .com.

Siguiendo con el ejemplo, busca otras formas similares como pintamostusoficinas.com, pintoficinas.com, pintamos-oficinas.com, etc., etc.

6. Terminación o extensión.

De este tema puedo escribir un libro, pero te lo intentaré explicar muy fácilmente.

En el mundo online existen muchos tipos de extensiones. La más conocida y utilizada es la .com pero hay muchas más como .es, .blog, .tienda, .info, .co, .net, .org, etc.

Lo primero que te diré es que no te entre la locura y registres tu dominio con muchas extensiones. No tiene sentido y no lo necesitas, salvo que tu marca sea muy conocida y creas que te buscarán con diferentes terminaciones.

Si no es así, si tu negocio es un comercio o un negocio personal o uno familiar elige uno o dos. Si es el .com mejor (esta ya es una valoración personal). Tener más de uno supondrá que luego tengas que hacer redirecciones y no siempre es necesario.

Las empresas de hosting siempre te recomendarán comprar muchos dominios con diferentes extensiones. Incluso con variaciones de palabras en el dominio. Pero para nosotros esto es tirar el dinero. Sobre todo si estas empezando con tu primer negocio o tu primera web.

Si tu negocio crece, tu marca crece y tus visitas crecen, entonces si te recomendamos que compres otras terminaciones y dominios. Pero no en el inicio.

7. Dominio no es marca.

Este es un tema muy habitual cuando se crea un negocio y su web y es importante que lo tengas muy claro.

Un dominio no es una marca. Es decir, si compras un dominio recuerda que será sólo para tu web. La marca no tiene relación con el dominio y en caso de problemas con terceros la marca siempre pesará más que un dominio.

Lo que te recomendamos es que primero registres tu marca y luego, con eso en regla, busques un dominio.

Lo explicaré con el mismo ejemplo de este post.

Imagínate que tu competencia tiene la marca registrada “Pintamos Oficinas SL” y tú compras el dominio y creas tu web con el dominio pintamosoficinas.com

Puede suceder que la empresa Pintamos Oficinas SL solicite que tu web no sea visible al público. Lo que te supondría un problema serio.

Este ejemplo usa palabras genéricas y lo más probable es que legalmente lleguen a un acuerdo amistoso, pero si tu dominio utiliza términos de una marca registrada que no sean palabras genéricas la cosa se complicaría mucho.

En resumen, si tu dominio va a contener tu marca, primero registra esa marca para que luego el uso de tu dominio no tenga ningún inconveniente.


 

Ahora que ya tienes las 7 claves, coge papel y lápiz y empieza a crear el posible dominio de tu próxima web. Juega con las palabras y crea uno memorable.

Te recomendamos que esas ideas de dominios las comentes con personas cercanas, que te digan si son fáciles de recordar, si son sencillas, si son directas, si tienen fuerza, etc.

El siguiente paso es ir a un hosting y registrarlo.

Si no sabes cómo elegir hosting o deseas que te asesoremos, y lo hagamos juntos en 15 minutos, puedes contactarnos y nos agendamos una conexión y te ayudamos. Es muy sencillo. Además si necesitas crear la web, podemos ver muchas opciones de diseño.

¡Mucha suerte eligiendo tu dominio!

¿Necesitas una web o plataforma online?

Si deseas mantener una videollamada de 15 minutos para asesorarte en el diseño o redideño de tu web, reserva con un clic en el siguiente botón:

¿Deseas contactar para más información?

Escribe un mensaje con tu consulta:

Sólo emails de empresa. Las direcciones genéricas como Gmail, Hotmail, Outlook, etc. no estan permitidas.

¿Cuánto es 125-12?